Y de pronto me pusieron un alto en la vida

Tenía 21 años y de pronto me pusieron un alto en la vida

Rebeca en pasarela

¡Hola! me llamo Rebeca, durante un año estuve con dolores de cabeza muy fuertes y por no darles importancia, pensaba que era el estrés de la universidad, desveladas, el tráfico de la ciudad y cansancio.

Me hacía análisis de sangre y todo salía a la perfección, sin duda todo en orden.

Llegó el verano de 2003, seguía con mis dolores de cabeza, pero pensé: “seguro es migraña, mejor después de las vacaciones le digo a mi mamá que me lleve al doctor” y me fui un mes a Canadá. Allá ABSOLUTAMENTE TODOS LOS DÍAS TUVE DOLOR DE CABEZA.

A mi regreso empezó la historia que cambió mi vida para siempre…

De pie en el hospital.

Comí con mis tíos Mauricio e Ilean, más tarde platicando con mi tía y su mamá, me empecé a marear y de repente me desmayé, comenzando a convulsionar del lado izquierdo de mi cuerpo. Cuando desperté y vi lo que pasaba, traté de alcanzar mi mano izquierda para sostenerla y no pude. Acto siguiente, comencé a sentir unas contracciones musculares muy fuertes y hormigueo intenso en mi brazo y mano izquierdos hasta terminar sin sentir la mitad de mi cuerpo y luego agotamiento físico. Tardé en poderme incorporar para subir al cuarto y descansar un rato.

Me llevaron con el neurólogo y me mandó hacer unos estudios: resonancia magnética y electroencefalograma. Me dio la misma crisis en los dos estudios, sólo que en la resonancia magnética no me desmayé. Al cabo de una hora a mis tíos les entregaron los resultados de los estudios, se los llevaron al neurólogo quien inmediatamente ordenó mi ingreso al hospital, fueron a la casa por mí y me dijeron que el doctor me iba a explicar bien pero que nos íbamos al hospital.

Resultados de los estudios? Tenía un tumor maligno en el cerebro en el área parietal derecha, para los que no saben al respecto, es del lado derecho en la parte de atrás entre el área sensitiva y motora. Todo pasó muy rápido, no tuve tiempo de asimilar lo que pasaba, tenía 21 años y de pronto me pusieron un alto en la vida para darme cuenta de lo que no valoraba como lo hago ahora.

Mermeladas Toscani Gourmet

Me operaron por primera vez en julio de 2003, perdí fuerza, sensibilidad y movimiento de mi brazo y pierna izquierdos. Recibí 23 sesiones de radioterapia y una radiocirugía. Fui recuperando todo poco a poco. Debido a las medicinas, me hinche y subí 14 Kilos en dos semanas, frustrante para alguien tan vanidosa como yo.

Terminé mi carrera poco a poco, llevaba dos o tres materias por semestre pero me gradué, nada me lo impidió.

Pasaron dos años y en el resultado de una resonancia magnética se ve que el tumor se recorrió quien sabe como y esta pegado al cráneo, parece estar encapsulado y el doctor quiso operarme otra vez para quitarlo completo y olvidarnos de esto. Cuando me operaron, descubrieron que el tumor no está encapsulado y que tenía tejido mezclado del muerto por la radiación y todavía células vivas. No recibí tratamiento.

Nueve años después comencé con unos dolores de cabeza que de plano dormía sentada, y si es que dormía; las inyecciones no me funcionaban así que me hicieron un estudio llamado PET y descubrieron que había actividad tumoral así que tenía dos opciones: 1. Tomar quimioterapia (que no mataba todas las células malignas) 2. Operarme y tomar quimioterapia.

Opté por la segunda. Dejando todo en manos de Dios, salí bien de la cirugía con sensibilidad y movimiento.  A las 36 horas de operada, ¡me puse de pie! En cuanto a la quimioterapia, fueron pastillas. Nueve meses de mucha paciencia, cansancio, que luego pasó a agotamiento y nauseas, bajé de peso y me puse muy ojerosa.

Terminé mi quimioterapia y en cuanto pude, me puse a cocinar mermeladas y a venderlas, empecé vendiendo con conocidos y luego se fue pasando la voz. Acudí a la Asociación Mexicana de lucha contra el cáncer para que me ayudaran a comercializarlas y recibo su ayuda desde hace varios meses.

El cáncer es como un compañero de vida, en lo que a mí respecta. Me mostró lo que no había querido ver o no veía (cosas buenas y malas de mí y de todo y todos) me enseñó a valorar, a disfrutar y a gozar de muchas cosas. Todo cobró un significado muy especial para mí: desde una sonrisa, una palmada en el hombro, un abrazo, el jardín de mi casa, el valor de una relación, interiorizar, conocerme más y crecer como persona. Vencí miedos.

Como te podrás dar cuenta el cáncer cambió mi vida, mas no terminó con ella. Es una nueva manera de vivir, todo depende del cristal con que se mira.

Expo Gourmet, Asociación Mexicana de Lucha Contra El Cáncer, Rebeca Sevilla, Toscani Gourmet.
Toscani Gourmet

Definitivamente he salido adelante gracias al apoyo incondicional de mi Mamá, Mau, Nacho, Familia y Amigos. 

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

SimpleSite.com
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...

Gabriela Trucios | Respuesta 13.11.2014 01.01

Rebe gracias a Dios, que te ha dado esa fuerza para salir adelante, siempre rodeada de tus seres queridos, que Dios te bendiga hoy y siempre,m y que sigas cose,

Fiorenza | Respuesta 12.11.2014 16.30

Fantastica Rebeca. Una persona speciale. Grande cuore e grande coraggio

Fernanda Moreno | Respuesta 12.11.2014 11.05

De nada!! Sabes que es un gusto para mi trabajar contigo!!

charly felici | Respuesta 12.11.2014 00.42

Mafer, gracais por toda la cooperación y apoyo también a este proyecto, un abrazo!!

charly felici | Respuesta 12.11.2014 00.41

Rebeca, muchas gracia por cooperar en este proyecto, de verdad ayudamos a entender el cancer desde una perspectiva diferente, desde el cristal con que se mire

Ver todos los comentarios

Comentarios

23.02 | 11:31

Si tienes algo muy específico déjame saber igual y puedo ayudarte mejor

...
23.02 | 11:29

Si te duele mucho el estomago, mi esposa un día me preparo un jugo de nopal con naranja y fue genial, jamás volvi a sufrir de eso

...
23.02 | 11:27

Pero siempre es bueno atender los malestares, las químios son muy particulares, cada paciente reacciona diferente aún con el mismo medicamento

...
23.02 | 11:26

Hola Narhalie,
Yo solo para el estomago llegue a tomar algo, todo lo demás me lo aventé a martillazos, mi doctor un día me dijo, mientras más duela es mejor.

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO